24 - Capitulo 24

Pero mientras la escribía, supe que era la historia real, y que faltaba contarla. La guerra termina. Vuelves a casa. Luego tienes que afrontar todo lo sucedido en la guerra. Sólo que Ender no regresa a casa. Y eso es algo más a lo que tiene que enfrentarse.
Sin embargo, ese material no estaba «ausente» de la novela original, de la misma forma que no estaba ausente de la novela corta que existió antes de escribir la novela.
Si al final del capítulo 14 hubiésemos tenido a continuación Ender en el exilio, ninguna de las dos historias hubiese podido funcionar. Para empezar, Exilio es en parte una continuación a La sombra del gigante... donde quedan pendientes las historias de Virlomi, Randi y Achilles/Randall/Arkanian, esperando su resolución. Además, El juego de Ender termina como debe terminar. La historia que acabas de leer funciona mejor de este modo: en un libro independiente. El libro del soldado tras la guerra.
Excepto por un pequeño problema. Cuando en 1984 escribí El juego de Ender, mi intención en el último capítulo, el 15, fue dejarlo todo preparado para La voz de los muertos. No se me había ocurrido la idea de intercalar un libro entre esos dos. Así que fui bastante descuidado con lo que conté sobre el periodo que Ender pasó en la primera colonia. Fui tan descuidado que olvidé por completo que en todos los planetas insectores, excepto en el último, habría personal humano con vida, pilotos y tripulación. ¿Adónde iban a ir? Evidentemente, iniciarían la colonización de los mundos insectores. Y los que los enviaron habrían al menos considerado la posibilidad de enviar a gente preparada para ocuparse de los trabajos que suponían que serían necesarios.
Por lo tanto, aunque el contenido del capítulo 15 de El juego de Ender era totalmente correcto, los detalles y los periodos temporales no lo eran. No eran lo que tendrían que haber sido en su momento, y desde luego no lo que precisaban ser ahora. Desde que escribí ese capítulo he escrito cuentos como «Consejera de inversiones» (en First Meetings), donde Ender conoce a Jane (un personaje importante
en La voz) cuando él alcanza la mayoría de edad legal en un planeta llamado Sorelldolce; pero eso contradice la secuencia temporal reflejada en El juego de Ender.
Teniéndolo todo en cuenta, comprendí que era el capítulo 15 el que estaba mal, no las historias posteriores, que contenían más detalles y desarrollaban mucho mejor la historia.
¿Por qué tenía que cargar ahora con decisiones tomadas descuidadamente hace veinticuatro años? Lo escrito desde entonces es correcto; esos detalles contradictorios pero sin importancia de la novela original están mal.
Por tanto, he reescrito el capítulo 15 de El juego de Ender y en algún momento del futuro habrá una edición de la novela que incluya el capítulo revisado. Mientras tanto, el texto completo está en Internet para cualquiera que haya comprado alguna vez, o compre, un ejemplar de mi revistaOrson Scott Card's InterGalactic Medicine Show (oscIGMS.com). Lo he enlazado con esa revista porque cada número contiene una historia del universo de El juego de Ender. Mi esperanza es que, si compras un ejemplar para leer el capítulo revisado, también leerás las historias de ese número y descubrirás al excelente grupo de escritores que publican en la revista.
Pero garantizo que ese capítulo no cambia nada importante. Si no lo lees no te has perdido nada.
De hecho, el propósito principal de ese capítulo revisado es evitar que la gente me escriba señalando las contradicciones entre la versión original del capítulo 15 y esta novela. Por tanto, si aceptas mi palabra de que todas las contradicciones ya están resueltas, no te hará falta consultar la versión en Internet.
Durante la preparación de esta novela, tuve que aventurarme por antiguos territorios. No sólo debía encajar con El juego de Ender (si eso era posible). Esta historia debía encajar también con todas las decisiones despreocupadas que tomé en La sombra de Ender, La sombra del Hegemón, Marionetas de la sombra, La sombra del gigante, La voz de los muertos, Xenocida e Hijos de la mente, por no mencionar todos los cuentos.
De ninguna forma tenía tiempo, ni ganas, de releer todos esos libros. Simplemente me deprimiría viendo todo lo que hay en esos libros que ahora, siendo un escritor mejor, o al menos más experimentado, me gustaría cambiar.
Por suerte, dispuse de la ayuda de gente que ha leído mi ficción con más cuidado que yo y también más recientemente.
Primero y ante todo, de la de Jake Black, que escribió hace poco The Ender's Game Companion, en el que detalla todos los acontecimientos, personajes, entornos y situaciones de todas las novelas y cuentos de Ender. Fue mi asesor en este libro (igual que lo es en la adaptación de El juego de Ender para Marvel Comics) y dio su aprobación a todos.
Y durante la preparación de su libro, también dispuse de la ayuda de Ami Chopine, una autora por derecho propio, que también ha sido la madre superiora y/o niñera de PhiloticWeb.Net, y de la de Andy Wahr (alias Hobbes en mi sitio web
Hatrack.com), que me ayudaron directamente respondiendo a muchas preguntas que se me plantearon cuando me preparaba para escribir este libro. Espero no tener que escribir nunca una novela de Ender sin su ayuda. Mientras tanto, los considero buenos amigos.
También conté con el beneficio de las amables personas y amigos de
http://www.hatrack.com, a los que exploté sin piedad como recurso. Al disponerme a escribir esta novela, se me plantearon varias preguntas que precisaban respuesta. Si nunca había tratado ese tema en ningún libro, debía saberlo; si lo había hecho, necesitaba saber qué había dicho para no contradecirme.
Aquí está la petición original que dejé en Hatrack.com:
No confío en mi memoria en lo referente a los detalles de El juego de Ender y los libros Sombra, y me temo que al escribir Ender en el exilio contradiga algunos aspectos del universo de JE. Quizás alguien pueda ayudarme con estas preguntas: 1. ¿Quién decidió que Ender no podría volver a la Tierra? Peter estaba implicado, pero creo que ofrece motivos diferentes a los dados por Valentine y/o el narrador de JE.
2. Creo que ya hay una contradicción entre JE y los libros Sombra (¿gigantesca?) sobre las circunstancias del periodo de Ender como gobernador y la persona que comandaba la nave colonial. Pero, ¿ya se resolvió por completo? Es decir, se anunció que Mazer sería elcomandante de la nave, pero luego ¿no lo fue? Recuerdo que ese detalle se resolvió en una conversación con Han Tzu (después de que los ciudadanos de Hatrack me ayudasen señalándome originalmente esa contradicción).
He recurrido a ese último capítulo de JE, pero lo que no puedo hacer es extraer los detalles de los cuatro libros Sombra o cualquier referencia dispersa por JE o la serie de la Voz.
Agradecería cualquier cosa que pudieseis recordarme sobre los detalles de ese periodo de tiempo: desde el final de la última batalla de Ender hasta la llegada a su colonia; no sólo lo que le sucede a Ender, sino lo que pasa con Peter, Valentine, Mazer, Graff y el mundo en general.
Esa petición sincera recibió las respuestas de C. Porter Bassett, Jaime Benlevy, Chris Wegford, Marc Van Pelt, Rob Taber, Steven R. Beers, Shannon Blood, Jason Bradshaw, Lloyd Waldo, Simeón Anfinrud, Jonathan Barbee, Adam Hobart, Beau Pearce y Robert Prince. Gracias a todos ellos por sumergirse de nuevo en los libros y dar con las respuestas.
Además, Clinton Parks dio con un asunto que no se me había ocurrido y le envió una carta a mi personal:
Sé que probablemente ya lo sepáis, pero quería hacerlo explícito por si acaso. ¿Recordáis que en La sombra del Gigante hay una discusión donde se revela que la primera colonia se llama Shakespeare? Se me quedó grabado porque me pregunté por qué iba Ender a ponerle ese nombre a su colonia. En cualquier caso, quería ser riguroso y enviar este recordatorio.
¡Cuidaos!
Se trataba, efectivamente, de una verdadera contradicción... en otro lugar había dejado claro que la primera colonia se llamaba Rov. Eso se debe a que, cuando escribía esos primeros libros, no disponía como recurso de una comunidad de lectores generosos o no se me ocurrió pedirles ayuda, como debería haber hecho, y por tanto pensaba en nuevas ideas interesantes para asuntos que ya había tratado en libros anteriores, olvidándolo por completo en los años siguientes.
Esto también está resuelto.
En su época fui corrector de pruebas profesional. Sé por experiencia que incluso los lectores más atentos e inteligentes, trabajando en equipo para que todos puedan corregir los errores de los demás, pasarán por alto alguna equivocación. En un mundo tan complejo, como éste, en el que transcurren tantas historias, es inevitable que se den otras contradicciones que nadie ha descubierto todavía. Por favor, indica las que encuentres (exceptuando las derivadas del antiguo capítulo 15 de El juego de Ender) en Hatrack.com, y quizá posteriormente encuentre la forma de corregirlas.
O podríamos aceptarlo con filosofía y comprender que, si éstas fuesen historias reales o biografías en lugar de obras de ficción, aun así habría contradicciones entre ellas: porque incluso en los relatos de hechos verídicos se dan contradicciones y hay errores. Hay muy pocos hechos de la historia que reconstruyan de forma idéntica todos los testigos. Finjamos, por tanto, que las contradicciones presentes se deben a errores en la transmisión histórica. Aunque se trate de una «historia» situada a cientos de años en el futuro.
Además de a esos útiles amigos, mostré los capítulos, a medida que los escribía, a mi grupo habitual de amigos increíblemente pacientes. Recibir una novela por entregas es una antigua tradición; los fans de Charles Dickens siempre tuvieron que leer sus novelas publicadas por fascículos en el periódico. Pero recibir un capítulo cada pocos días y tener que responder con rapidez porque mi calendario de trabajo es muy apretado es pedir más de lo que debería exigir razonablemente a los amigos.
Jake Black fue, por primera vez, uno de esos primeros lectores, de modo que pude hacer uso de su conocimiento enciclopédico del universo de Ender. Kathryn H. Kidd, mi desde hace tiempo sufrida colaboradora en la «muy retrasada totalmente por mi culpa» continuación de Lovelock,llamada Rasputin, hace años que es una de mis primeras lectoras. Erin y Phillip Absher hace tiempo que son mis prelectores, y Phillips tiene el honor de haberme hecho tirar a la basura varios capítulos para poder seguir una trama que yo había considerado secundaria y que él me convenció de que
formaba parte del corazón y el alma de la novela. Tenía razón, yo me equivocaba, y el libro fue en consecuencia mejor. En esta ocasión, por suerte, no me obligó a rescribir grandes partes del libro. Pero su apoyo, así como el de Erin, Kathy y Jake, me ayudó a sentir que estaba contando una historia en la que valía la pena invertir el tiempo.
Sin embargo, mi primerísima lectora sigue siendo mi esposa, Kristine, que además soporta la carga de la familia cuando me pongo a escribir. Es posible que ella considere que sus consejos son de poca importancia, pero para mí son muy importantes, y si ella tiene alguna duda, yo rescribo hasta que se disipa.
Kristine y nuestro hija menor, Zina, la última de los hijos que queda en casa, deben tratar con un padre que, cuando se pone a escribir un libro, recorre la casa como un fantasma distraído e irritable. Pero nos quedan esas noches viendo Idol y So You Think You Can Dance, en las que habitamos el mismo universo durante una o dos horas.
También conté con la ayuda de Kathleen Bellamy, la directora editorial de The InterGalactic Medicine Show —que no lee mis libros hasta que no están en galeradas, momento en que lo hace por primera vez—, como última correctora antes de que el libro llegase a la imprenta. Eso la convierte en la última línea de defensa. Y nuestro encargado de la web y la informática, Scott Alien, mantiene en funcionamiento Hatrack y oscIGMS para que yo tenga una comunidad a la que recurrir.
En este libro, Beth Meacham, mi editora en Tor, tuvo un papel más importante del que habitualmente solicito a mis editores. Como el libro era tan raro —una
«continuación en medio» que se solapa con mis novelas más populares—, ¡no quise seguir sin tener la garantía de que el libro era realmente algo que Tor quería publicar!
Sus propuestas y advertencias resultaron inteligentes y útiles durante todas las fases de redacción del libro.
Y doy las gracias al equipo de producción de Tor por todos los sacrificios que hicieron debido a que entregué el manuscrito tan tarde. Que este libro saliese cuando debía fue debido a su trabajo extra y a su gran preocupación por la calidad. Incluso cuando tienen prisa, hacen su trabajo con orgullo y, por tanto, yo acabé teniendo en las manos un libro del que me puedo sentir orgulloso. ¿Dónde estaría yo si otras buenas almas no compensasen mis limitaciones?
El personaje de Ender reflejado en la novela original surgió en gran parte de mi hijo Geoffrey, que tenía cinco y luego seis años cuando yo escribía el libro. Ahora tiene treinta y es padre de dos hijos (con la notable colaboración de su esposa, Heather, Heavener de soltera). Para mi gran alivio, Geoffrey nunca fue llamado para servir a su país en la guerra.
Por tanto, para analizar cómo sería la situación de Ender, he recurrido a la lectura, claro, y también a la correspondencia y las conversaciones con buenos hombres y mujeres que sirvieron a nuestro país en Afganistán, Irak y otros lugares
problemáticos donde cumplimos nuestra responsabilidad como única nación con la fuerza y la voluntad de ayudar a los oprimidos y luchar contra la tiranía. Lleváis una pesada carga por todos nosotros y yo os lo agradezco.
Lloro por los caídos, o los que, sobreviviendo con graves heridas o el corazón roto, han quedado privados de buena parte o de todo el futuro con el que soñaban. Como ciudadano de los Estados Unidos, comparto parte de la responsabilidad de haberos enviado a donde habéis ido, y desde luego que disfruto de los beneficios. Al igual que Ender, es posible que yo no haya sabido lo que se sacrificaba en mi hombre, pero reconozco la conexión entre nosotros.
Y en cuanto a los que estáis visiblemente completos después de vuestro periodo militar, pero que soportáis cambios internos que nadie puede apreciar, y tenéis recuerdos que nadie comparte, sólo puedo esperar haber representado adecuadamente, en la figura de Ender Wiggin, una parte de lo que sentís, pensáis y recordáis.
*

Biografía
Originario de Richland (Washington) y residente hoy en Greensboro (Carolina del Norte), Orson Scott Card es mormón practicante y sirvió a su iglesia en Brasil entre 1971 y 1973.
Ben Bova, editor de Analog, le descubrió para la ciencia ficción en 1977. Card, obtuvo el Campbell Award de 1978 al mejor autor novel y, a partir del éxito de la novela corta ENDER'S GAME y de su experiencia como autor dramático, decidió en 1977 pasar a vivir de su actividad de escritor. En 1997 fue invitado de honor en la HlSPACON'97, la convención anual de la ciencia ficción española, celebrada en Mataró (Barcelona).
Su obra se caracteriza por la importancia que concede a los sentimientos y las emociones, y sus historias tienen también gran intensidad emotiva. Sin llegar a predicar, Card es un gran narrador que aborda los temas de tipo ético y moral con una intensa poesía lírica.
La antología de relatos CAPÍTOL (1983) trata temas cercanos a los que desarrolla en su primera novela HOT SLEEP (1979), que después fue reescrita como THE WORTHING
CHRONICLE (1982). Posteriormente unificó todos esos argumentos en una magna obra en torno a una estirpe de telépatas en LA SAGA DE WORTHING (1990, NOVA núm. 51). El ambiente general de esos libros se emparenta con el universo reflejado en UN PLANETA LLAMADO TRAICIÓN (1979), reeditada mas tarde con el título TRAICIÓN (1985, Ediciones B, VIB, número 11/6).
Una de sus más famosas novelas antes del gran éxito de EL JUEGO DE ENDER (1985), es MAESTRO CANTOR (1980, NOVA núm. 13), q ue incluye temas de relatos anteriores que habían sido finalistas tanto del premio Nebula como del Hugo.
La fantasía, uno de sus temas favoritos, es el eje central de KlNGS-MEAT, y sobre todo de su excelente novela ESPERANZA DEL VENADO(1983, NOVA fantasía, núm. 3) que fue recibida por la crítica como una importante renovación en el campo de la fantasía. También es autor deA WOMAN OF DESTINY (1984), reeditada como SAINTS en 1988. Se trata de una novela histórica sobre temas y personajes mormones.
Card ha abordado también la narración de terror (o mejor «de espanto» según su propia denominación), al estilo de Stephen King. Como ya hiciera antes con EL JUEGO DE
ENDER, Card convirtió en novela una anterior narración corta galardonada esta vez con el premio Hugo y el Locus. El resultado fue NIÑOS PERDIDOS (1992, NOVA Scott Card, núm. 4) con la que obtuvo un éxito parecido al de EL JUEGO DE ENDER, aunque esta vez en un género distinto que mezcla acertadamente la fantasía con el terror.
Card obtuvo el Hugo 1986 y el Nébula 1985 con EL JUEGO DE ENDER (1985, NOVA núm. 0) cuya continuación, LA VOZ DE LOS MUERTOS(1986, NOVA núm. 1), obtuvo de nuevo dichos premios (y también el Locus), siendo la primera vez en toda la historia de la ciencia ficción que un autor los obtenía dos años consecutivos. La serie continúa con ENDER, EL XENOCIDA (1991, NOVA núm. 50) y finaliza, aunque sólo provisionalmente, con el cuarto volumen, HIJOS DE LA MENTE (1996, NOVA número 100).
En 1999 apareció un nuevo título, LA SOMBRA DE ENDER (1999, NOVA número 137) que retorna, en estilo e intención, a los hechos que se narraban en el título original de la serie: EL JUEGO DE ENDER (1985), esta vez apartir de la versión de un compañero del primer protagonista, Bean. La nueva serie incluye también los títulos LA SOMBRA DEL
HEGEMÓN (2001, NOVA número 145), MARIONETAS DE LA SOMBRA (2002, NOVA número 160) y LA SOMBRA DEL GIGANTE (2005, NOVAnúmero 196).
En noviembre de 2008, apareció en Estados Unidos ENDER EN EL EXILIO (2008, NOVA), una continuación directa de EL JUEGO DE ENDER,tal vez la correspondiente al proyecto de una anunciada novela que se situaría en la serie entre LA SOMBRA DEL
GIGANTE y LA VOZ DE LOS MUERTOS, y con él se cerraría, tal vez definitivamente la mas famosa serie de la moderna ciencia ficción.
Mientras tanto, en la navidad de 2007, se publicó GUERRA DE REGALOS (2007, NOVA) una novela corta navideña ambientada en la Escuela de Batalla donde se formaron Ender y sus compañeros. En 2005, se había publicado una antología de relatos, FIRST
MEETINGS, con cuatro novelas cortas relacionadas con el universo de Ender Wiggin.
En 1997, llegaba la noticia de que se iba a realizar la versión cinematográfica de EL
JUEGO DE ENDER. Orson Scott Card ha escrito el guión de la nueva película y, metido ya en el tema, parece que está trabajando en una nueva novela centrada en lo que sucede «antes»
de la primera. La película, finalmente dirigida por Wolfgang Petersen, parece que se estrenará pronto... También esta previsto que EL JUEGO DE ENDER se convierta en una serie de comics de la Marvel.
Tras el éxito de EL JUEGO DE ENDER, 1987 fue el año de su redescubrimiento en Norteamérica con la reedición de MAESTRO CANTOR, la publicación de WYRMS y el inicio de una magna obra de fantasía: The Tales of Alvin Maker. La historia de Alvin, el
«Hacedor», esta prevista como una serie de libros en los que se recrea el pasado de unos Estados Unidos alternativos en los que predomina la magia y se reconstruye el folklore norteamericano. El primer libro de la serie, EL SÉPTIMO HIJO (1987, NOVA fantasía, núm. 6), obtuvo el premio Mundial de Fantasía de 1988, el premio Locus de fantasía de 1988
y el Ditmar australiano de 1989, también fue finalista en los premios Hugo y Nébula. El segundo, EL PROFETA ROJO (1988, NOVA fantasía, núm. 12), fue premio Locus de fantasía 1989 y finalista del Hugo y el Nebula. El tercero, ALVIN, EL APRENDIZ (1989, NOVA fantasía, núm. 21) ha sido, de nuevo, premio Locus de fantasía 1990 y finalista del Hugo y el Nebula. Tras seis años de espera apareció ya el cuarto libro de la serie, ALVIN, EL
OFICIAL (1995, NOVA Scott Card, número 9), de nuevo premio Locus de fantasía en 1996. Sólo tres años después apareció FUEGO DEL CORAZÓN (1998, NOVA número
129) y, cinco años más tarde, el sexto título LA CIUDAD DE CRISTAL (2003, NOVA, núm. 171). Como suele ocurrir con este autor, no se sabe cómo ni cuando acabará la serie aunque, según parece, podrían faltar sólo uno o dos títulos.
Algunos de sus relatos cortos se han unificado en un lihro sobre la recuperación de la civilización tras un holocausto nuclear: LA GENTE DEL MARGEN (1989, NOVA núm 44). El conjunto de los mejores relatos de su primera época se encuentra recopilado en THE
COMPANIED SONATA (1980). Conviene destacar una voluminosa antología de sus narraciones cortas en MAPAS EN UN ESPEJO (1990,NOVA Scott Card, núm. 1) que se complementa con las ricas y variadas informaciones que sobre sí mismo y sobre el arte de escribir y de narrar incluye el mismo Card en sus presentaciones. Su mas reciente antología, con todos sus relatos escritos desde MAPAS EN UN ESPEJO,es KEEPER OF DREAMS
(2008).
Otra de sus series famosas es «Homecoming» (La Saga del Retorno), que consta de cinco volúmenes. La serie narra un épico «retorno» de los humanos al planeta Tierra, tras una ausencia de más de 40 millones de años. Se inicia con LA MEMORIA DE LA TIERRA (1992, NOVA Scott Card, núm. 2), y sigue con LA LLAMADA DE LA TIERRA (1993, NOVA Scott Card, núm. 4), LAS NAVES DE LA TIERRA (1994, NOVA Scott Card, núm. 5) y RETORNO A LA TIERRA (1995, NOVA Scott Card, núm. 7), para finalizar con NACIDOS EN LA TIERRA (1995, NOVA Scott Card, núm. 8).
Por si ello fuera poco, hace años Card empezó a publicar The Mayflower Trilogy, una nueva trilogía escrita conjuntamente con su amiga y colega Kathryn H. Kidd. El primer volumen es LOVELOCK (1994, NOVA Scott Card, núm. 6), y la incorporación de Kidd parece haber aportado mayores dosis de humor e ironía a la escritura, siempre amena, emotiva e interesante, de Orson Scott Card. Parece que ya se está escribiendo la segunda novela de la serie que ha de tener por título RASPUTIN.
En febrero de 1996, apareció la edición en inglés de OBSERVADORES DEL PASADO: LA REDENCIÓN DE CRISTÓBAL COLÓN (1996,NOVA núm. 109), sobre historiadores del futuro ocupados en la observación del pasado («pastwatch»), y centrada en el habitual dilema en torno a si una posible intervención «correctora» de la historia sería lícita o no. Una curiosa novela que parece llevar implícita una revisión crítica de la historia, de la misma forma que puede encontrarse una sugerente crítica al «american way of life», en el interesantísimo relato «América»que se incluyera en LA GENTE DEL MARGEN (1989, NOVA núm. 44). Más reciente es su novela IMPERIO: UNA MIRADA INCÓMODA A UN FUTURO POSIBLE (2007, NOVA núm. 211), creada como soporte inicíala un nuevo videojuego en desarrollo de Chair Entertaiment Group (Donald y Geremy Mustard). Está previsto que se convierta en una serie de cómics (con una historia complementaria a la narrada en la novela), una película (derechos ya adquiridos por Joel Silver y Warner Bross) y, finalmente, un videojuego de acción. Se trata de un ameno thriller de acción que es, al mismo tiempo, una reflexión sobre los duros enfrentamientos a que lleva la política. Con Aaron Johnson, Card ha publicado también TRATAMIENTO INVASOR (2007, NOVA núm.
220) sobre los peligros de la medicina genética y basada en su relato «Malpractice».
Otra de sus novelas es EL COFRE DEL TESORO (1996, NOVA, núm. 121), una curiosa historia de fantasía y fantasmas, protagonizada por un genio de la informática convertido en millonario, y con un ajustado balance de emotividad, ironía y tragedia. También es autor deENCHANTMENT (1998) una novela de fantasía romántica en torno a leyendas rusas y la Nortamérica contemporánea. De nuevo la fantasía surge en CALLE DE MAGIA (200$, NOVA, núm. 198), donde se mezcla la magia en la vida cotidiana con el enfretamiento de amor-odio entre oberon y Titania, el rey y la reina de las hadas.
Recientemente Card ha iniciado la publicación de una serie de novelas históricas en torno a la vida de las esposas de los grandes patriarcas bíblicos con el título genérico de «Women of Genesis* (Mujeres del Génesis), cuyo primer volumen fue SARAH (2000) que debe ser seguido por REBEKAH y RACHEL & LEAH. Card ha escrito también un manual para futuros escritores en HOWTO WRITE SCIENCE FICTION AND FANTASY (1990), que obtuvo en 1991 el premio Hugo como mejor libro de ensayo del año.
Fin
Ender en el exilio de Orson Scott Card


http://sideravisus.wordpress.com