0 - Prologo


Orson Scott Card



Hugo, Nébula, Locus (todos en 1987)

Título: La Voz De Los Muertos © 1993, Orson Scott Card Título original: Speaker for the Dead Traducción de Rafael Marín Trechera Serie: Saga de Ender Wiggin 02 Editorial: Ediciones B. VIB, nº 11 Premios: Hugo, Nébula, Locus (todos en 1987)
Reseña:
Después del genocidio de los insectores, Ender Wiggin desapareció y en su lugar surgió una voz poderosa: la nueva religión de los Portavoces de los muertos, que sirven como sacerdotes a los que no creen en ningún Dios y sin embargo creen en los valores de los seres humanos.
Han pasado tres mil años desde los hechos de El juego de Ender, pero los efectos del viaje relativista permiten la presencia de un Ender de treinta y cinco años que será el elemento central en el segundo contacto de los seres humanos con otra inteligencia galáctica. Una nueva especie, que al igual que los insectores son extraños y en sus primer contacto con los seres humano han causado muertes incomprensibles. Solo Ender, el genocida, tendrá la valentía de afrontar la verdad.

La obra más intensa de Card. La voz de los muertos no sólo complementa El juego de Ender, sino que lo trasciende. Fantasy Review.



ALGUNOS HABITANTES DE LA
COLONIA LUSITANIA

Xenólogos (Zenadores)
Pipo Joao Figueira Álvarez)
Libo (Liberdade Graças a Deus Figueira de Medici)
Miro (Marcos Viadimir Ribeira von Hesse)
Ouanda (Ouanda Quenhatta Figueira Mucumbi)


Xenobiólogos (Biologistas)
Gusto (Viadimir Tiago Gussman)
Cida (Ekaterina Maria Aparecida do Norte von Hesse-Gussman)
Novinha (Ivanova Santa Catarina von Hesse)
Ela (Ekaterina Elanora Ribeira von Hesse)


Gobernadora
Bosquinha (Faria Lima Maria do Bosque)
Obispo Peregrino (Armão Cebola)


Abad y Superiora del Monasterio
Dom Cristão (Amai a Tudomundo Para Que Deus vos Ame Cristão)
Dona Crista (Detestai o Pecado e Fazei o Direito Cristã)


LA FAMILIA FIGUEIRA
Pipo (m. 1948 c.c.) — Conceição Pinpinho (João) — Maria (m. 1936) — Libo (1931 — 1965) — Bruxinha — Bimba
(Abençoada) Patinha (Isolde) — Rã (Tomás) Ouanda (n. 1951) — China (n. 1952) — Zinha — Prega

LA FAMILIA DE OS VENERADOS
Gusto (m. 1936) — Cida (m.1936)
Mingo (m. 1936) — Novinha (n. 1931) — Marcão (Marcos Maria Ribeira) (m. 1970)
Amado (m. 1936) — Guti (m. 1936)
Miro (n. 1951) — Ela (n. 1952) — Quim (n. 1955) (Estevão Rei) — Olhado (n. 1958) (Lauro

Suleimão) — Quara (n. 1963) (Lembrança das Milagres de Jesus) — Grego (n. 1964) (Gerão Gregorio)
Todas las fechas se refieren a los años transcurridos tras la adopción del Código Estelar.



NOTAS SOBRE PRONUNCIACIÓN

Tres lenguajes humanos se utilizan en este libro. El stark, que procede del inglés (se representa en castellano en la traducción). El nórdico, hablado en Trondheim, evolucionado del sueco. El portugués, la lengua nativa de Lusitania. Sin embargo, en cada mundo, los niños aprenden stark en la escuela desde el principio.
El idioma portugués, inusitadamente hermoso cuando se habla en voz alta, es muy difícil para los lectores por la peculiar pronunciación de sus fonemas. Si no piensan ustedes en leer este libro en voz alta, tal vez se sientan más cómodos si tienen una idea general de cómo se pronuncian los nombres y las frases en portugués.
Las consonantes: Se pronuncian más o menos tal como son, con la excepción de la ç que suena siempre como «ss». Algunas excepciones son la j, que se pronuncia como la «sh», y como «g» cuando va seguida de «e» o «i». La r inicial y la doble rr, se pronuncian aproximadamente entre la
«h» americana y la «ch» yiddish.
Vocales: Las vocales se pronuncian más o menos como son. Aunque realmente hay dos sonidos distintos para la a, tres formas de pronunciar e (é, é y la e rápida al final de una palabra) y otras tres de pronunciar la o.
Combinaciones consonantes: La combinación «lh» como la «lli» en William; nh, como la ñ. La combinación ch se pronuncia siempre como la sh inglesa. La combinación qu, cuando va seguida de e
o de i, se pronuncia como k; cuando va seguida por a, o, u, suena como qu. Lo mismo sucede con gu.
Por tanto, Quara se pronuncia CU-A—RA, mientras que Figueira se pronuncia Fi-Ge-i—ra.
Combinaciones vocales: Se pronuncian tal como suenan: ou, az, ez, eu.
Vocales nasales: Una vocal o una combinación vocal con tilde (normalmente ao o a), o la combinación am al final de una palabra son siempre nasales. Es decir, se pronuncian como si la vocal terminase con el sonido ng. Además, por llevar tilde, la sílaba siempre va acentuada. Por tanto, el nombre Marcão se pronuncia Mar-Kóung.
Si les dijera que cuando la t va antes de i suena como la ch, y que la d sigue el mismo modelo del sonido j en inglés, o si les mencionara que la x siempre suena como sh, excepto cuando suena como z, puede que entonces renuncien por completo a leer este libro, así que no lo haré.

PRÓLOGO

En el año 1830 después de la formación del Congreso Estelar, una nave robot de exploración envió un mensaje a través del ansible: el planeta que estaba investigando encajaba en los parámetros de la vida humana. El planeta más cercano con problemas de población era Bala; así que el Congreso Estelar les concedió licencia para explorarlo.
Así pues, los primeros humanos en ver el nuevo mundo fueron portugueses por su lenguaje, brasileños por su cultura y católicos por su credo. En el año 1886 desembarcaron de su lanzadera, se establecieron allí y llamaron al planeta Lusitania, que era el antiguo nombre de Portugal. Se pusieron a catalogar la flora y la fauna. Cinco días más tarde se dieron cuenta de que los pequeños animales que habitaban los bosques, a los que habían llamado porquinhos, o cerdis, no eran realmente animales.
Por primera vez desde el Genocidio de los Insectores a manos del monstruo Ender, los humanos habían encontrado vida alienígena inteligente. Los cerdis eran tecnológicamente primitivos, pero usaban herramientas, construían casas y hablaban su propio lenguaje.
— Es otra oportunidad que Dios nos ha ofrecido — declaró el cardenal Pío de Bahía —. Podemos ser redimidos de la destrucción de los insectores.
Los miembros del Congreso Estelar adoraban a muchos dioses, o a ninguno, pero estuvieron de acuerdo con el Cardenal. Lusitania sería colonizada a partir de Bahía y, por lo tanto, bajo licencia católica, como la tradición demandaba. Pero la colonia nunca podría expandirse más allá de un área limitada o exceder de una población determinada. Y debía ceñirse, sobre todo, a una ley:
Los cerdis no tenían que ser molestados.